Cerramos 2016 con cifras de récord

10/01/2017

En Triumph ponemos todo nuestro empeño en ofreceros productos de la mejor calidad y acordes a las necesidades más exigentes. Por ese motivo, y pese a los complicados momentos que ha pasado el sector de la moto a nivel mundial, hemos mantenido la apuesta por la inversión en I+D para ofrecer una gama completa de modelos que fusionan carácter con rendimiento. Un esfuerzo que nos ha permitido cerrar el 2016 como uno de los mejores años de nuestra historia y con el mercado español como buen ejemplo de crecimiento.

2016 ha sido un año frenético en Triumph y ha estado marcado por el lanzamiento de multitud de nuevos modelos para disfrutar de grandes experiencias de conducción como la nueva gama Bonneville o la renovación de la gama Adventure entre otros. Según Santiago Mulás, Director General de Triumph Motocicletas España, "lo más visible es el increíble cambio de producto que venimos presentando desde hace casi 2 años y que continúa en este 2017, donde hemos renovado totalmente la mayoría de las gamas". No en vano, Triumph dedicó 31 millones de euros a investigación y desarrollo en 2016 (2 millones más que en 2015). Una inversión y mejora constante que se ha visto reflejada en las 56.253 motocicletas vendidas en todo el mundo, lo que supone un crecimiento del 4,3 % con respecto al año anterior (53.812 unidades).

Sin embargo, el buen cierre del año fiscal de la marca, añade Mulás, "no sólo viene dado por un incremento de ventas, facturación y beneficios, sino por el cambio fundamental que se está llevando a cabo en la marca". La clave del resultado obtenido es el trabajo que se está desarrollando internamente para entender lo que los clientes del siglo XXI esperan de una marca como Triumph. No se trata sólo de ofrecer el mejor producto, sino también las mejores experiencias para las necesidades de cada motorista, adaptándose a las nuevas exigencias del mercado y la nueva legislación, como la normativa Euro4.

Las 2.220 unidades vendidas en 2016 en España representan un 7,02% de cuota de mercado en motos de más de 500cc y afianzan a la marca como la quinta del mercado español. El carácter genuino y las sensaciones de pilotar una Modern Classic han triunfado en 2016 con la venta de 771 motos de este segmento. De hecho, la nueva familia Bonneville representa un 35% de las ventas totales. Las experiencias aventureras son otro de los puntos fuertes de Triumph, ya que la gama Adventure representa otro 35% de las ventas en 2016. El modelo súper ventas ha sido la Tiger 800, con un 25% de las ventas totales y que ha crecido un 16% respecto al año pasado; una cifra de crecimiento que aun siendo alta se queda corta en comparación con el crecimiento del 36% de la Explorer. Por último, las Roadster, con su excepcional entrega de potencia y diversión, representan un 24% de las ventas, con 531 unidades matriculadas en 2016; de hecho, se cuadriplicaron las ventas de la icónica Speed Triple de 1.050cc respecto a 2015.

Los resultados que hablan por sí solos de la estrategia de calidad y sensaciones que Triumph ha puesto en marcha y en la que el concesionario y la experiencia del cliente en él juegan un papel central. "Hemos desarrollado un nuevo concepto de tiendas Triumph y ya contamos con varios ejemplos en España. Durante este año se irá extendiendo este nuevo modelo hasta implantarlo en todas las concesiones a finales de 2018", añade Santiago Mulás. Este concepto es sólo el inicio de un apasionante camino por recorrer marcado por una pasión común con los clientes y por una mayor cercanía en espacios que aporten experiencias distintas.

Buscar Un Concesionario

No hay resultados disponibles